Problemáticas del Diseño

[smoothslider id=’3′]

El diseño de los productos y sistemas actuales tiene una serie de asignaturas pendientes. A menudo se deben simplemente a la falta de diseño, y otras veces a la omisión de criterios que deberían ser fundamentales.

Como escribieron Michael Braungart y William McDonough en su famoso libro Cradle to Cradle, ¿quién es su sano juicio diseñaría un sistema de producción tal que…?

  • Cada año, se expulsen millones de toneladas de materiales tóxicos al aire, al agua y al suelo.
  • Se fabriquen algunos productos tan peligrosos que requerirán vigilancia constante por parte de las futuras generaciones.
  • Tenga como consecuencia la generación de cantidades gigantes de deshechos.
  • Se entierren por todo el planeta materiales valiosos que jamás podrán ser recuperados.
  • Se requieran miles de complejas normativas legales, no para mantener intactos los sistemas naturales y las personas, sino para que no se envenenen demasiado rápidamente.
  • La productividad se mida por la poca gente que trabaja.
  • La prosperidad se crea a base de destruir o reducir los recursos naturales, que luego serán enterrados o quemados.
  • Se reduzca la diversidad de las especies y las culturas.

Desde aquí trataremos de dar visibilidad a algunos aspectos de este sistema fallido que suponen un obstáculo mayor para la generalización del diseño sostenible, sin ser exhaustivos. Algunos no son problemas del diseño industrial, tanto como de la práctica empresarial… pero condicionan al diseñador y distorsionan los mercados.

Cabe resaltar: