El sustituto de la nevera

Hace unos días volví de pasar las vacaciones en el pueblo de Ávila donde vive parte de mi familia. Hacía semanas que había estado nevando: ventanas, balcones, terrazas y patios estaban helados. Me sorprendió el hecho de que la nevera estuviera desenchufada, descubriendo que en el patio mi madre había habilitado una “fresquera” con bebidas, verduras, huevos y demás. -“Los vecinos mayores del pueblo me lo sugirieron y además podré tener unos meses el frigorífico apagado”- me confesó. Ella estaba encantada, estaba ahorrando en el consumo eléctrico y había aprovechado para limpiar de arriba a abajo la nevera.

Pero cómo hacer lo mismo si vivimos en zonas donde la temperatura no llega a ser tan baja? Algunos creativos ya se han puesto manos a la obra, como Jihyun Ryou, diseñadora coreana.

Ella ha diseñado una serie de accesorios englobados en la colección Save Food from the Fridge que permiten mantener los huevos, especias, frutas y verduras frescos conservando sus propiedades sin necesidad de frío. Le inspiró la idea de retornar los alimentos al medio donde crecen, su ambiente natural, basándose en métodos del conocimiento tradicional transmitido de boca en boca. Así también defiende que al tener los alimentos a la vista se evita el desperdicio, puesto que al almacenarlos en la nevera muchas veces no vemos lo que tenemos.

En países sin suministro eléctrico conservar los alimentos es tarea difícil, pero Mohammed Bah Abba, ha mejorado la calidad de vida de personas en el Tercer Mundo. Este nigeriano ha inventado una nevera sin necesidad de electricidad: colocando dos vasijas de barro una dentro de otra, rellenando el espacio que queda entre ellas con arena mojada y cubriéndolo todo con un trapo húmedo. Así se consigue que el agua al evaporarse se lleve el calor, quedándose el interior frío.

Su invento, que ganó el premio de la Fundación Rolex en el año 2000, ha permitido que los alimentos se mantengan frescos durante días, pudiendo los agricultores almacenar más cantidad para la venta según la demanda. Además ha supuesto un impacto increíble en la sociedad: los niños tienen más tiempo para asistir a la escuela al no tener que ir todos los días a recolectar y las mujeres pueden ayudar en la economía doméstica al vender desde sus casas sus propios productos de la huerta.

Girls from the village of Kafin Gana hawking food.A demonstration of the Pot-in-pot preserving spinach in Dutse.

Como dato final, añadir que la nevera es el único electrodoméstico del hogar encendido las 24 horas al día, consume hasta el 25% de energía de una vivienda, siendo importante utilizar un modelo de clase A, que utiliza hasta un 30% menos de electricidad.

Además, algunos consejos para consumir menos son: evitar ubicarlo en lugares donde dé el sol directo, descongelarlo a menudo para evitar capas de hielo y mantener la temperatura del termostato en 5º para enfriar y -18º para congelar.

Para saber mas:

http://www.savefoodfromthefridge.com/

http://www.rolexawards.com/en/the-laureates/mohammedbahabba-the-project.jsp