Ejemplo de sostenibilidad: InterfaceFLOR

Un año más el periódico inglés The Guardian otorgó sus premios de sostenibilidad: los Guardian Sustainable Business (GSB). Se premian tres categorías: comunicaciones, impactos y recursos. De los ganadores de este año me gustaría destacar la categoría de Residuos y Reciclatge, donde se valora la inventiva y la visión de futuro en la gestión y reducción de los residuos.
En Mayo de 2011 se premió con éste galardón a la empresa de alfombras modulares InterfaceFLOR. Fueron unos de los pioneros en aplicar la sostenibilidad en el sector. Incluso se aplicó la biomimesis de forma que un solo producto pudiera ofrecer varios patrones. La compañía se hace responsable del ciclo de vida de lo que produce. Una muestra de sostenibilidad como modelo viable de negocio.

Con el nombre de Convert® se encuentra la habilidad de InterfaceFLOR para reciclar, o rehilar, todas las fibras de nylon en un hilo de materias primas reutilizadas que comparten con otras industrias. Reciclan su propio producto, al igual que el de sus competidores.

Ramon Arratia de InterfaceFLOR recogiendo el premio de la mano de Liz Goodwin, Directora ejecutiva de WRAP (Waste & Resources Action Programme). Fotografo: Sam Friedrich/guardian.co.uk


Los jueces consideraron que la empresa apuesta por la economia circular, haciendo un esfuerzo para recoger los residuos que ya no se utlizan de sus clientes. Además, su compromiso llamado “Mision Zero” aspira a Cero impacto ambiental para el año 2020; y a Declaraciones Ambientales de Producto (EPDs) para todos los productos InterfaceFLOR en todo el mundo para 2012.

Sin duda un ejemplo a seguir en sostenibilidad para muchas otras empresas. Una vez más se pone de manifiesto que ser más sostenible no resulta más caro, sino todo lo contrario.