Columpios que bombean agua

El Playpump es un proyecto radicado en Sudáfrica para dar suministro de agua potable a zonas rurales. Básicamente consiste en un columpio acoplado a una bomba de agua, que funciona gracias al trabajo humano de los niños que juegan.
Aparte de la obvia ingenuidad de este diseño para el desarrollo sostenible, el proyecto abarca el desarrollo social desde varios ángulos.
Por un lado, proporciona un entorno seguro para que los niños jueguen, y suple las necesidades locales de agua potable sin necesidad de motores diésel o de otro tipo.
Muy importante, no es una iniciativa superficial ni un intento de lavado de imagen: en cada ubicación se tiene el cuidado de analizar el agua para que realmente sea potable. (No como algunas iniciativas para el desarrollo de grandes organismos que acaban envenenando a la población local en vez de ayudarla*).
Por otro lado, también se tiene cuidado de calibrar la bomba para que se ajuste al caudal que puede obtenerse de manera sostenible, sin agotar el acuífero.
Inicialmente, la idea era financiar el proyecto con la inclusión de un cartel publicitario en el depósito; pero tras recibir apoyo estatal lo que hacen es promover mensajes de concienciación contra la pandemia del SIDA y otras enfermedades.
Un excelente ejemplo del diseño al servicio del desarrollo sostenible, que mediante una solución relativamente simple consigue mejorar la calidad de vida de una localidad, reducir la incidencia de enfermedades, asegurar el uso sostenible de un recurso valioso y finalmente contribuir a la lucha contra la mayor pandemia que acecha la humanidad.
*descrito por un gran hombre y campeón del diseño para el tercer mundo
imágenes de http://www.playpumps.co.za, utilizados con permiso