Hacia la sostenibilidad de la mano de los materiales

A día de hoy es innegable que junto a la época de crisis que vivimos, no dejamos de  ver como el planeta sigue enfermando, debido a una visión mecanicista que hay que cambiar cuanto antes. Todo ello nos lleva a cuestionarnos el futuro de la sociedad, ¿cómo avanzar hacia un modelo más sostenible?, donde coexista en equilibrio: actividades industriales y medio ambiente. Uno de los pilares ineludibles para dar respuesta a esta pregunta pasa por los materiales.

Más allá de la definición de desarrollo sostenible, este término implica un cambio muy importante en cuanto a la idea de sustentabilidad, principalmente ecológica, donde se incluye el componente ético en las acciones humanas, que deben considerar el medio ambiente y el lado social, además del económico, para que el desarrollo sea adecuado.

Si nos paramos a reflexionar, lo verdaderamente interesante a nivel de actuación, es la dimensión de trabajo que nos permite dicho concepto, para REPENSAR todo tipo de Diseños, Construcciones, y Fabricaciones. Buscar la eficiencia energética, de la mano de materiales naturales que supongan un bajo gasto energético o que hayan sido reciclados. Dar respuestas a problemas tradicionales, de una forma alternativa.

Es muy importante tener en cuenta que el origen básico de todos los bienes materiales son los recursos naturales (materiales y energía obtenidos o procedentes del medio ambiente). El uso global de recursos por cápita aumenta continuamente, y lo hace de forma muy desigual; el 20% de la población mundial usa el 80% de los recursos de la Tierra. El crecimiento de la población, el aumento del uso individual y la mala gestión llevan al agotamiento prematuro de recursos naturales y a la generalización de sus impactos.

<< Por lo que considero esencial, empezar a emplear parte de nuestro tiempo en explorar las lagunas del desconocimiento en lo que respecta; el uso de ciertos tipos de materiales naturales y reciclados. >>