¿Es posible un sistema de producción sostenible bajo un marco económico insostenible?

No cabe duda de que en la conciencia colectiva de las sociedades se está produciendo un viraje lento pero constante hacia un marco dónde ya no vale hacer las cosas de cualquier manera. Cada vez son más las iniciativas que exploran formas de hacer las cosas más sostenibles.

A parte de comunicar los beneficios de las prácticas socialmente y ambientalmente sostenibles el área dónde suele haber menos consenso es el cómo. No son pocas los intentos bien intencionados que se acaban mostrando inútiles o incluso perjudiciales con el tiempo.

Lo que propongo a continuación es un Gedankenexperiment para reflexionar sobre la posibilidad de un escenario productivo sostenible dentro del actual sistema monetario y financiero.

¿Y si tuvieramos la solución?

¿Qué pasaría si todos los productores, diseñadores y empresarios de la economía real tuvieran perfecta conciencia de hacer las cosas bien? ¿Y si además tuvieran a su alcance los conocimientos y herramientas necesarios para llevarlo a cabo?

¿Se acabaría entonces la destrucción ambiental, la sobre-explotación de los recursos y las injusticias sociales vinculados a la producción de bienes y servicios?

Antes de llegar a una conclusión es necesario tener en cuenta los siguientes factores:

  • El dinero, dentro del sistema monetario actual, se crea en mayor parte como deuda.
  • Como la deuda tiene intereses, para mantener un nivel de dinero constante en la economía, es necesario la emisión de cada vez más deuda para hacer frente a los pagos por el dinero (deuda) emitido ya, más sus intereses.
(Si te extraña esta afirmación, recomiendo la visión de los 30 primeros minutos del siguiente vídeo que explica como se crea el dinero en la actualidad.)

A grandes rasgos estamos ante un sistema monetario que requiere de una emisión constante (y cada vez mayor) de deuda para sostenerse. Ahora, esto tiene unas ciertas implicaciones en la economía real, ya que:
  • Si el crecimiento de la cantidad de dinero (deuda) no viene asociado a un crecimiento equivalente en la economía la inflación se descontrola y el dinero pierde su valor, convirtiendo a la creación de dinero en una herramienta inútil para aumentar la riqueza.
  • Para que haya un crecimiento económico constante es necesario que la economía real y por ende la productiva crezcan a ritmo constante también.

Por tanto vemos que el sistema monetario requiere de un crecimiento contante en la producción de bienes y servicios para sostenerse. Hasta aquí no hay nada nuevo.

El problema viene cuando nos damos cuenta de que no vivimos en un planeta con recursos infinitos.

Incluso suponiendo que un porcentaje cercano al 100% de los recursos se reciclen, y que los avances tecnológicos hagan más eficientes nuestros procesos por un factor de diez, el planeta no puede soportar un crecimiento contíunuo y cada vez mayor de la explotación de recursos.

Entonces… ¿Es posible un desarrollo sostenible bajo el actual sistema monetario y económico basado en el crecimiento?

Imagenes: AtribuciónCompartir bajo la misma licencia Algunos derechos reservados por 401K