La ecoeficiencia

¿Qué es la ecoeficiencia?

La ecoeficiencia está de moda

Definición: La ecoeficiencia es la estrategia medioambiental de reducir el impacto de un producto o servicio aumentando la eficiencia de utilización de los recursos.

Un ejemplo consiste en intentar reducir los gases de efecto invernadero producidos por los vehículos mediante motores de combustión más eficientes. Otro ejemplo sería instalar bombillas más eficientes en el hogar o hacer un uso más eficiente de éstos: apagandolos cuando no son estrictamente necesarios o reduciendo el nivel de iluminación hasta los niveles mínimos aceptables.

¿De dónde viene el concepto de ecoeficiencia ambiental?

Una preocupación creciente ante el declive medioambiental dio lugar a la cumbre de Río de Janeiro de 1992. Aquí los líderes políticos se reunieron para buscar una solución que ayudara a prevenir una catástrofe ambiental que se veía venir a medio plazo. Esta cumbre fue el precursor de otras como la Copenhague de 2009.

Cumbre de Rio de 1992

Como todas las que le han seguido, la cumbre de 1992 de Río fue un desastre. Dio como resultado un protocolo de Kioto poco efectivo y la actitud de los líderes políticos dejó a los lideres empresariales frustrados ante la falta de acciones efectivas.

A través del Consejo Empresarial Mundial por el Desarrollo Sostenible los empresarios decidieron impulsar sus propias medidas para luchar contra la degradación ambiental. En ese momento la estrategia que se decidió impulsar fue la de EcoEficiencia.

El presidente del Consejo Mundial Empresarial por el Desarrollo Sostenible

El concepto de ecoeficiencia se veía como una solución integral que permitía a las empresas aumentar sus beneficios a la vez que reducían su impacto ambiental. Por lo tanto ganaban todos: las empresas y el medio ambiente.

Ha tenido tanto éxito que para muchos se ha convertido en la estrategia principal de sostenibilidad. De alguna forma el concepto se ha convertido casi en sinónimo de sostenibilidad o ecológico.

El problema de la ecoeficiencia

A pesar de su gran éxito, hoy dos décadas después podemos ver que la ecoeficiencia no es la panacea. La ecoeficiencia no garantiza que un producto o servicio sea ecológico, de hecho como veremos más adelante ni siquiera garantiza reducir el impacto medioambiental.

Para empezar hay que diferenciar entre eficiencia y eficacia:

La eficiencia es hacer un mejor empleo de los recursos. La eficacia es conseguir el efecto deseado.

El problema de los productos ecoeficientes es que suelen hacer un uso más eficiente de los recursos, pero su resultado neto sigue sin ser sostenible. Como dicen los autores del Cradle to Cradle: “menos malo no es bueno.

Como contraste un producto eficaz conseguirá el resultado deseado, utilice más o menos recursos. Si entre las especificaciones está el ser un producto sostenible, el producto eficaz será sostenible aunque utilice más recursos.

Siguiendo con el ejemplo de la combustión interna, un sistema basado en utilizar un recurso  a escala masiva que no se renueva nunca puede ser sostenible por muy eficientes que sean los motores.

La paradoja de Jevons

Se puede argumentar que si aumentamos bastante la eficiencia de un sistema que en principio no es sostenible, se consigue reducir el impacto ambiental drásticamente. En ello se basa la filosofía del factor 10 (anteriormente factor 4).

El descubridor de la paradoja de Jevons

Aquí nos vamos a topar con la paradoja de Jevons, y un concepto relacionado: el principio del cerdito.

Jevons observó hacia el 1865 que las maquinas de vapor más eficientes en vez de reducir el consumo total de carbón, lo aumentaban. Esto se debía a que al ser el recurso más barato el sistema que lo utilizaba se veía reforzado.

La paradoja de Jevons se aplica al ambito de la producción, pero en el ambito del consumo tenemos otro problema: “El principio del cerdito”.

Tomemos por ejemplo que, nos podemos permitir pagar 100€ por nuestro uso habitual de luz y mediante aparatos de mayor eficiencia esta cantidad se ve reducido a por ejemplo 75€. Si somos como cerditos y podemos alcanzar una mayor utilidad con el mismo coste, aumentaremos el consumo eléctrico hasta volver a pagar 100€.

Si es que somos como unos lindos cerditos

El resultado final de la paradoja de Jevons y el principio del cerdito es que aumentar la eficiencia del uso de los recursos puede tener un efecto contraproducente a nivel de sistema. Por ello a veces hubiera sido mejor no hacer nada que aplicar estrategias de ecoeficiencia; con sistemas más eficientes se dificulta que se sustituyan por otras más efectivas.

Por ejemplo la mejora de la eficiencia de los motores de combustión interna de los automóviles los ha llevado a una autonomía cada vez más extensa; dificultando la adopción de vehículos eléctricos (que son más eficaces a la hora de conservar la calidad del aire).

¿Para qué sirve la ecoeficiencia entonces?

La eficiencia en el uso de los recursos no es malo en sí, pero hay que tener en cuenta que depende de la naturaleza de los impactos ambientales del sistema en cuestión.

Cuando empleamos la ecoeficiencia como estrategia ambiental, tenemos que ser conciemtes de la paradoja de Jevons y asegurarnos de que los ahorros en recursos por unidad producida no se traducen en una mayor cantidad de unidades con un impacto ambiental mayor.

Por ello hay que centrar la estrategia en ser efectivos antes que eficientes. Por ejemplo en vez de buscar de inmediato una manera de reducir el peso del embalaje de un producto, busca primero un embalaje que tenga un impacto ambiental neto positivo o neutro al ser posible.

Tampoco te dejes engañar por publicidad verde basada en la ecoeficiencia, es barata y se basa en la ignorancia del usuario. A menudo las empresas que se centran en la ecoeficiencia como estrategia ambiental tienen modelos de negocio se alejan bastante del ámbito de la sostenibilidad.

Créditos Fotos:
1- AtribuciónNo comercialSin obras derivadas por European Parliament
2 – AtribuciónNo comercialSin obras derivadas por United Nations Photo
3- AtribuciónCompartir bajo la misma licencia  por World Economic Forum
4- Dominio Público, derechos expirados (via Wikipedia)
5- AtribuciónNo comercialSin obras derivadas por JIGGS IMAGES

 

One Comment

on “La ecoeficiencia
One Comment on “La ecoeficiencia
  1. Pingback: Jóvenes, soñadores y emprendedores sociales. | Potlatch

Comments are closed.