Botellas que iluminan

A veces los inventos sostenibles también llegan a las personas más desfavorecidas del planeta. Éste es el caso de una bombilla creada a partir de introducir agua destilada con agente blanqueante (por ejemplo lejía) en una simple botella de refresco. Se introduce en el techo de las casas y de esa manera se aprovecha la luz del sol para obtener una iluminación sostenible.

Esta solución fue desarrollada por estudiantes de MIT (Massachusetts Institute of Technology). El gobierno de la ciudad de Manila, en Filipinas, cubrió los costos de la producción para 120 hogares y la Fundación MyShelter (Mi Refugio) entrenó a los residentes para instalarlas. Al proyecto lo han llamado Isang Litrong Liwanag (A Liter of Light).