Planet green prostituido

Os voy a contar una anécdota escalofriante.

Una web que sigo desde hace tiempo es treehugger. Pues resulta que tienen una serie de videos cortos a los que se aceden desde una página llamado planet 100. Son chorradas entretenidas que resaltan alguna noticia o curiosidad. El caso es que hace poco cuando procrastinaba entre sus dominios me sorprendió el coñazo de anuncio que te obligan a ver antes del video. Aparte de consideraciones acerca de contaminación por exceso publicitario, la naturaleza del anuncio resulta perverso, sobre todo en un medio dirigido a amantes de la naturaleza.

¿Y qué era ese anuncio tan malvado? Pues en esa web que supuestamente promociona el progreso “verde” y respetuoso con la naturaleza había un anuncio de la compañía petrolífera Shell. A través de una seductora narración y unas imagenes de una familia jugando con una cometa nos quieren vender su RSC y la bondad ecológica de algún producto. De la verdadera naturaleza sostenible de su producto ni me hables… Vamos, un verdadero ejemplo de publicidad engañosa

No se trata solamente del intento de una petrolera cualquiera de corregir la mala imágen por ser una de las grandes beneficiadas del calentamiento global a costa de todos nosotros. La compañía Shell se asocia con auténticas atrocidades en África, y ha causado numerosas muertes, desastre económico y gran destrucción ambiental allá dónde opera con total impunidad. Numerosas ONGs hacen llamadas continuas de boicoteo y no se cansan de denunciar a esta multinacional.


Los de treehugger lo saben, y la de planet green debería saberlo… ¿eso es qué les convierte?